English
Proyectos

Sueños (Dreams)

1000 lugares 1000 historias

Y vivieron en la realidad para siempre/ Y vivieron felices para siempre

Ilusiones expansivas efimeras

Nada es para siempre (pdf)

Chado (la ruta del té)
Nada Es Para Siempre

Nada es para siempre es un proyecto dividido en nueve partes (2^3 +1) donde se recrean metaforas de ilusiones amorosas por medio de ocho intervenciones en espacios públicos desiertos o semi-desiertos y uno es un ready-made.

Hasta el momento se han hecho 3 intervenciones y se encontró el ready-made

         
 
         
 
 
         
 
         
         
 
         

En las primaveras de 2007 (marzo-junio/septiembre-diciembre) se hicieron dos intervenciones.

La primera un cubo de dos metros doce centimetros de Arena en la mitad del desierto de la Guajira ,Colombia. (punta más al norte del continente suramericano)
Nada es para siempre 1 (y hasta las ilusiones a su debido tiempo tienen que irse).

La segunda un cubo de dos metros doce centimetros de Hielo en el glaciar Martial en Ushuaia, Argentina. (punta más al sur del continente suramericano)
Nada es para siempre 3 (pero a veces dura demasiado).

Y en la mitad de la búsqueda del lugar para la intervención del cubo de hielo, se vislumbró un cubo de dos metros de cemento en la mitad de un río.
Nada es para siempre 2 (pero los espejismos suelen engañar).

Así mismo en la primavera de 2008 (marzo-junio) se realizó un cubo de dos metros de Aire en la mitad de una Casa de Agua en Pitágoras, Isla de Samos , Grecia.
Nada es para siempre 4 (y lo que no existe no se puede desaparecer).

Las representaciones de cubos recrean diferentes estados de creación de ilusiones. Se eligió la representación de las ilusiones con esta figura, para abstraer estas fantasías en una forma geométrica simple particular y que de manera macroscópica es solamente creada por el humano, como lo son las ilusiones.

El cubo tiene un lineamiento artificial donde su proporción en teoría está totalmente controlada. Así mismo la manera de crear las figuras y los materiales usados tienen esta voluntad de control.

El primer cubo, el de arena, era crear un elemento tangible que se desvaneciera al ser sacado de lo que lo mantenía, ya que la ilusión representaba una muestra de deseo (del primer amor), para existir sólo en su contenedor, donde se trabaja y se trabaja a más de una mano y al momento de ver lo que se estaba construyendo esto se destruye formando elementos que no hubieran existido si no se hubiera hecho pero no teniendo el resultado idealizado.

El segundo, un encuentro casual de una ilusión que no se crea, un ready-made. Una fantasía no propia pero cómoda para poder tranquilizar los ánimos del caos vivido. En éste no se puede especificar la funcionalidad del objeto y esto no tiene importancia ya que lo relevante es saber que existe. Aquí la ilusión no es propia, es un lugar de espera para que otras seducciones atraigan el deseo.

El tercero, el cubo de hielo, fue hecho con 512 pequeños cubos perfectamente alineados, recreando ambientes controlados para que la estructura conforme un todo y no se vaya a derrumbar con la misma facilidad que los otros. En esta es más importante el hecho de pulir y moldear la creación poniendo una gran importancia en el camino para obtener lo deseado. Igual se sabe de antemano que el ideal es efímero pero que tiene una existencia prolongada.

El cuarto cubo recrea una utopía delimitando aire sobre aire, en las ruinas de una casa en ruinas. Esta ilusión es tomada como dice Kant en Antropología como “aquella ofuscación que continúa aún sabiendo que el presente objeto no es real” y del dicho popular “estás haciendo un castillo en el aire”, refiriéndose a aquello que, aún sabiendo que no es más que una fantasía, con conocimiento propio de esta misma, se continúa haciendo. Esta delimitación se hizo con hilo negro creando el cubo sin cuerpo y sin fondo.

     

NADA ES PARA SIEMPRE 1
(Y hasta las ilusiones a su debido tiempo tienen que irse)

La vida transcurre entre espera y espera de ilusiones. Cuando me enfrento por primera vez a una situación me siento inestable, tiendo a tener un comportamiento inocente, donde deseo indagar. Después de esta exploración miro las posibilidades que tengo y me encamino. Trabajo lo mejor que puedo, sin parar, sin relevo y con constancia para comenzar a crear. Las jornadas son largas pero se acortan por la emoción del descubrimiento. Pero hay un punto de ruptura en el momento de obser- var lo construido, más que algo tangible es una idea preconcebida, la realidad es muy diferente a la ilusión mental.
Aquí los sueños se derrumban frente a los ojos y la falta de experiencia y paciencia se hacen visi- bles. Todo me demuestra que la ilusión sólo ha de existir en su contenedor. La historia está contada a dos voces que se unen en un espacio intangible formando una imagen única invisible al ojo del espectador. Lo supuestamente hecho y aparentemente real que esperaba no es más que una fan- tasía , un deseo volátil que me deja cicatrices, y elementos destrozados que modifican mi futuro, me enfrentan con el hecho, y me demuestran que estuve aquí y que la situación fue real.

NADA ES PARA SIEMPRE 2
(pero los espejismos suelen engañar)

Entre la espera de ilusiones propias, me encuentro con invitaciones tentadoras a fantasías ajenas. Largas jornadas sin descanso encuentran su refugio en hogares de paso, en hábitats extraños.
Los elementos sólidos sorprenden y deslumbran por su consistencia y su supuesta permanencia en el tiempo, pero a la vez penden de un hilo para deshacerse. Hay momentos donde voy buscado esta permanencia porque no puedo soportar que algo se vaya a volver a derrumbar, que mis sueños no se vayan a cumplir y que haya luchado sin justa causa. Aquí estoy tranquilo y no me doy cuenta de lo que pasa a mi alrededor o de la hecatombe que va deslizando sus pétalos con una suave caricia.

NADA ES PARA SIEMPRE 3
(pero a veces dura demasiado)

La experiencia y las múltiples invitaciones a abrir mi corazón y a dejarlo expuesto a la intemperie, me han convertido en un ser calculador, extremadamente consciente y pragmático.
Se lo que necesito y lo que estoy buscando porque ya nunca más quiero volver a sufrir. Quiero trabajar para poder conseguir lo que quiero, no lo que me dan. La voz tartamuda se ha ido, dejando un tono ronco constante, conciso, embaucador como lo es el canto de un sireno. Todo se construye poco a poco, se ríe a la hora que toca reírse , se canta a la hora que es.
La ilusión se construye sin problema porque las bases están sólidas. Se planifican las cosas con calma, paciencia y es más importante el hecho de pulir lo construido que haberlo construido. Pulir es un trabajo eterno de un ser anónimo que vuelve a los pasos de siempre para recorrerlos, para disfru- tarlos y para arreglarlos. Pero de igual forma estos van a tender a irse si se quiere cambiar.
Se es consciente que el camino no es claro pero ya las cicatrices están cerradas, las bases están bien puestas y el desfondamiento es sólo una cuestión de evolución y no es una pérdida.

NADA ES PARA SIEMPRE 4
(y lo que no existe no se puede desaparecer)

De un instante a otro se levanta ante mis ojos un universo en la mitad de lo caótico del cotidiano. Un cosmos lleno de experiencias, de elementos a medio construir, de dudas entre un limbo etéreo y volátil.
Muy lejos de la realidad se van creando fantasías con conocimiento propio de estas mismas. Desde el comienzo se sabe que no son tangibles pero esto no elimina la esperanza. La lucha aquí es un placer exquisito, un bocatto di cardinale que se disfruta día a día. Realmente no se qué es, solo lo vivo. Lo consciente lo destruye, lo incontrolable lo enaltece, lo común y el hecho de que sea posible- mente desapercibido es lo que hace que exista.
Igual no es, no tiene forma real, no es nada más que una delimitación de sentimientos hacia algo no tangible que me hace sonreír. Y ya cuando no cumple su función se elimina dejando una marca o múltiples en el piso, una mancha que no es un trazo (Barthes), un recuerdo que se clava como un tatuaje cuando se marca dejando atrás un sentimiento de dolor y de placer al mismo tiempo.